Mi subjetividad.

Más
2 meses 1 semana antes - 2 meses 1 semana antes #1 por alberto.c
Mi subjetividad. Publicado por alberto.c
Mi evidente subjetividad y mi problema para intervenir con la asiduidad que me gustaría me aconseja dejar que el foro vuelva por sus propios medios a la normalidad inclusive que de ese salto a la calidad de foro.

Aprovecho para dejar mi opinión con una reflexión sobre sobre la objetividad y/o la subjetividad en la fotografía..
La fotografía es una reflexión en sí misma eso es subjetividad.

Cuando se habla de subjetivo en general se tiende a entender y a trasmitir que lo subjetivo está a un nivel inferior a lo objetivo y de ahí se le añade automáticamente un criterio de valor negativo, concluyendo por lo mismo, que lo objetivo es mejor y lo subjetivo peor.

Literalmente el prefijo sub quiere señalar exactamente una subordinación, una posición por debajo de. Sin embargo esto no quiere decir que conlleve en sí mismo valor alguno, que sea peor o mejor. Simplemente es un punto de vista, una posición, diferente.

Yo defendiendo lo subjetivo en fotografía como algo muy valorable, aunque en principio, insisto, no sea una condición de valor en sí mismo; así como lo contrario, lo objetivo, tampoco lo es.

En la fotografía (un ARTE), lo subjetivo es su esencia misma, como en todas las artes. Y lo objetivo sencillamente no existe en el arte y, en consecuencia, tampoco en la fotografía. Una de las cosas que más gracia me ha hecho siempre de la fotografía es la capacidad que tiene de suscitar y generar reflexiones, algo de lo que estamos huerfanos en estos momentos en esta casa. Una misma imagen para unos tendrá una determinada carga afectiva en función de sus vivencias, para otros será diferente. Y en función de estas cargas afectivas asociadas al objeto, el resultado de la observación será muy diferente, produciendo aceptación, rechazo o neutralidad, eso es subjetividad.

A mí lo que me sigue llamando la atención es que todavía haya gente que piense y/o afirme con rotundidad que la fotografía es un arte objetivo cuando la fotografía es una reflexión en sí misma como nuestras opiniones. Y lo es desde el momento en que decides hacerte con una cámara y tu cabeza empieza a filtrar lo que merece la pena ser fotografiado y lo que no en función de todo aquello que sea lo que te ha llevado a estar delante de la foto que estás a punto de hacer hasta el momento mismo en el que ejecutas la obturación.

Nuestro acceso al dato real, cuando lo hacemos a través de la imagen fotográfica, será siempre un encuentro con una segunda realidad, la del documento que hemos elaborado. Se trata del acceso al mundo de la apariencia, un mundo que preserva las formas de un objeto o de un escenario recortadas en el espacio/tiempo y paralizadas en el tiempo, un mundo inmaterial, mental, donde la imagen no importa si fue generada por un proceso químico o electrónico. La apariencia es la base de la llamada evidencia fotográfica. El objeto puede encontrarse tal como se presentaba en su concreción, los personajes pueden aparecer sonrientes, introspectivos, los escenarios pueden ser distorsionados, algunos detalles omitidos, puede tratarse de pura puesta en escena, la evidencia no puede dejar de ser cuestionada.

Por ello, todo puede parecer objetivo pero en la más pura subjetividad.

Saludos.
Última Edición: 2 meses 1 semana antes por alberto.c.

Por favor, Identificarse o Crear cuenta para unirse a la conversación.

Tiempo de carga de la página: 0.086 segundos