EN honor a M.Sant. La legitimidad de los críticos.

Más
7 años 1 mes antes #1 por octavio
Pues eso abro debate. ¿Está legitimado el crítico o el mero espectador para opinar solventemente sobre la obra de terceros?
¿Es necesario dominar una disciplina para opinar sobre las vertientes filosoficas o históricas de la misma?
¿Enseñar las obras en internet? ¿Decisión acertada o errónea? ¿Qué os lleva a enseñar vuestras fotos?

Se aceptan opiniones de todo tipo.

Por favor, Identificarse o Crear cuenta para unirse a la conversación.

Más
7 años 1 mes antes #2 por Brandt
Respuesta de Brandt sobre el tema EN honor a M.Sant. La legitimidad de los críticos.
En toda obra hay dos niveles: el fáctico (del que realmente sólo puede hablar el autor y los iniciados en su estilo y técnica) y el significativo, del que puede hablar cualquiera que realmente entienda). Aquí la clave es "que realmente entienda". En la música clásica todo esto está mucho más claro: un buen crítico no sólo sabe leer la partitura –aunque no toque ningún instrumento– sino que lo normal es que tenga una buena "base de datos" mental (auditiva) como para poder comparar lo que está oyendo tanto con lo que llaman "urtext" (partitura cruda, sin reescritos ni ornamentaciones ajenas al autor) como con todas las versiones de la obra que conoce. Eso le permite opinar con criterio, generalmente.

Un nivel diferente es el del historiador, que además de lo anterior, necesita para ser bueno colocar todo ello en un contexto y documentar la obra y al autor lo mejor que pueda en cada momento, de acuerdo al volumen de datos de que se puede disponer (un volumen de datos que puede cambiar con nuevos descubrimientos).

Entiendo perfectamente la necesidad de enseñar sus trabajos de quien se está formando. Necesita opiniones para saber si está en el buen camino o no. Con la práctica y los años esto pasa a ser secundario y el autor puede preferir mostrar la obra sólo a determinadas personas o incluso a ninguna. La fama como fenómeno social aparece con las vanguardias artísticas, antes de ese tiempo la fama de un artista era muy limitada, restringida a los pocos (realmente muy pocos) que tenían acceso a las obras. ¿Alguien piensa que la gente común tenía acceso a la colección de pintura de los Austrias, tal y como puede verse hoy en El Prado? No nos engañemos, el arte en el pasado era una actividad muy elitista y hasta que se consolidaron los cambios introducidos por la Revolución Francesa, el arte no pasó de los grandes palacios y templos a las grandes casas burguesas. En el camino se perdió el mecenazgo, claro. Los avances conllevan siempre pérdidas.

If you think it’s all been done, you’re not looking very hard, you’re not thinking very hard.

Por favor, Identificarse o Crear cuenta para unirse a la conversación.

Más
7 años 1 mes antes #3 por Brandt
Respuesta de Brandt sobre el tema EN honor a M.Sant. La legitimidad de los críticos.
Hace unos días un amigo contaba una anécdota muy sabrosa, que no me resisto a traer aquí. Baudelaire –quien como todos sabéis no sólo fue un gran poeta sino uno de los primeros críticos de arte en el sentido actual de la palabra– llevó a una de sus entretenidas a visitar el Salón. Esta mujer, a la que no he llamado puta pero esa era realmente su profesión, se tapaba los ojos cada vez que veía un desnudo pintado o esculpido y reprochaba al autor de "Las flores del mal" haberla invitado a ver cosas tan indecentes.

If you think it’s all been done, you’re not looking very hard, you’re not thinking very hard.

Por favor, Identificarse o Crear cuenta para unirse a la conversación.

Tiempo de carga de la página: 0.146 segundos